Qué es el baby led weaning y por qué está tan de moda

Qué es el baby led weaning y por qué está tan de moda

¿Qué es el baby led weaning? ¿Una nueva tendencia extranjera?

Si tienes familiares o amigos en edad de tener niños o tú misma estás esperando un bebé, te estarás haciendo esta pregunta: “¿Qué es el baby led weaning? No paro de oír hablar de esta moda”.

El baby led weaning es un método de alimentación complementaria que busca favorecer la autonomía del bebé. Al mismo tiempo, le permite familiarizarse con las distintas texturas. Consiste en ofrecer los alimentos sin triturar. Y el niño decide si quiere o no comer y en qué cantidad.

Este sistema permite al pequeño regular su propio apetito y comer de una forma equilibrada según sus necesidades.

Antes de comenzar la alimentación complementaria, a partir de los 6 meses, el bebé únicamente debe tomar leche materna o de fórmula adaptada.

Aunque está claro que la mejor opción es la lactancia materna. Incluso, recomendada más allá de los 6 meses. Hasta que la madre y el bebé quieran. (enlazar al post “Ventajas de la lactancia materna”)

Pero a medida que el pequeño crece, la leche materna no puede cubrir sus necesidades de hierro. Por eso, hacia la mitad de su primer año, el niño puede empezar a comer otros alimentos sólidos o triturados que sí aporten el hierro que necesita.

Vale, ¿y de dónde sale esta moda? Veámoslo.

Estamos recuperando costumbres de hace muchos años y ahora vemos que tenían sentido

¿Cómo eran las cosas antes de la invención de la batidora? Piénsalo, no había potitos. Ni industriales ni caseros.

¿Y hace 200 años? No está tan lejos si pensamos en la historia de la humanidad. Es más, en otras culturas nunca le han dado comida triturada a los niños.

Así que, podemos decir que lo más natural es ofrecerla directamente a los niños para que se la coman. Eso sí, con precauciones, por supuesto.

Porque no todo es apto para los primeros meses o años de vida. Recordemos que hasta los 3 años no tenemos todos los dientes y muelas de leche. Además, aún estamos desarrollando nuestra habilidad para masticar y tragar.

Pero si se habla tanto de esta forma de alimentación y los pediatras la recomiendan, por algo será, ¿no crees?

Veamos qué ventajas tiene practicar baby led weaning o BLW.

Ventajas de practicar BLW con tu bebé

Podemos empezar mencionando algunas ventajas superficiales. Como que a los padres

nos viene bien que coman lo que haya.

¿Por qué? Pues porque a los pocos meses de dar a luz el permiso de maternidad y lactancia termina. Y a la madre no le queda más remedio que incorporarse al trabajo.

Eso dificulta mantener la lactancia materna, es evidente. Así que es necesario dejar al pequeño con el padre, los abuelos o un cuidador de confianza durante varias horas.

¿Y qué le damos de comer durante ese tiempo? ¿Aguantará tantas horas el bebé?

Parece sorprendente, pero en muchos casos el pequeño no quiere comer nada hasta que llega su madre. Y no pasa nada.

Pero si ambos pasan separados más de 5 o 6 horas… la cosa se complica.
Una de las opciones es darle un biberón de leche materna o de fórmula adaptada. Y la otra es empezar a ofrecer comida “normal”.

Esto facilita mucho la conciliación familiar. (enlazar al post correspondiente cuando esté publicado).

Y si hablamos de viajar pasa lo mismo. El BLW facilita mucho no tener que ir cargando con montones de potitos durante días.

¿Quieres más trucos como este de cara a tus viajes? Aquí te dejamos nuestro artículo
. (Enlazar al

Pero más allá de nuestras conveniencias como padres, esto proporciona varios beneficios a nuestros hijos. Al fin y al cabo, son los grandes interesados.

En primer lugar, tu hijo podrá comer en función de su apetito.
Al decidir cuándo y cuánto quiere comer, reducimos el riesgo de sobrepeso más

adelante. Este es uno de los grandes problemas de nuestra sociedad desarrollada. Pero ellos sabrán comer en función del hambre que tengan.

Por otra parte, entre los 6 y los 9 meses hay una ventana de curiosidad. En ese momento, quieren probar todo lo que comen papá y mamá.

Pero esa ventana se cierra pronto y a partir de los 12 meses empiezan a rechazar lo que no han probado aún.

Por eso, es importante aprovechar esta etapa.

Cuantos más sabores y texturas prueben, menos cosas rechazarán después.

Eso sí, no hace falta que corras a empezar el día que cumple los meses. Y mucho menos obligarle a comer. Cada niño tiene su desarrollo. Además, es necesario que el peque cumpla con ciertos requisitos en su desarrollo antes de comenzar a ofrecerle comida.

Cuándo iniciar a tu bebé en este tipo de alimentación

Hay 3 condiciones necesarias para utilizar el método BLW con tu hijo: que se mantenga sentado sin ayuda, que muestre interés por la comida y que haya desaparecido el reflejo de extrusión. Esto último es que no la empuje hacia fuera con la lengua.

Todos estos requisitos se dan entre los 6 y los 9 meses. Y es importante avisar: tiene que cumplir los 3.

¿Y qué pasa con el riesgo de atragantamiento?

Para eso tenemos que seguir algunas medidas de seguridad muy sencillas. Sobre todo, tratan sobre la forma de preparar y cortar la comida.

Si preguntas a tu pediatra, te informará sobre los tipos de corte recomendados para la carne, las frutas y las verduras entre otros.

Eso sí, recuerda siempre que lo que le ofreces tiene que ser blandito. Tanto como para que lo aplaste entre la lengua y el paladar.

La evolución del BLW: el método BLISS

Si has oído hablar del BLISS, no te agobies. En realidad es casi lo mismo.

La única diferencia con el BLW es que combina los alimentos para absorber lo mejor posible el hierro que tienen.

El requisito principal para el BLISS es que en cada comida haya alguno rico en este mineral esencial.

Y ahora que sabes qué es el baby led weaning y cómo aplicarlo de forma segura, cuéntanos: ¿te estás planteando utilizarlo con tu bebé? ¿Hay algo que te frene a emplearlo?

Baby Boton

2021-09-29T18:26:29+02:0029 / 09 / 2021|