Cómo lavar la ropa del bebé para cuidar su delicada piel y que las prendas duren mucho más

Cómo lavar la ropa del bebé para cuidar su delicada piel y que las prendas duren mucho más

Por qué es importante saber lavar la ropa de tu bebé para evitar alergias e irritaciones en su piel

Qué calentito y protegido está tu pequeño dentro de tu vientre.

Ahí todo es comodidad, calma y calorcito del bueno. Además, tiene una melodía de fondo que le encanta: el latido de tu corazón.

Nada le molesta, todo es agradable en tu barriguita.

Pero cuando nazca, la cosa cambiará. Vendrá a un mundo frío y áspero que no conoce. Su piel perderá la protección de la vernix caseosa. Es esa capa de grasa que le protege y la mantiene bien cuidada.

Así que es importante prestar atención a todo lo que está en contacto con ella.
Es la única forma de evitar rozaduras e irritaciones en esa piel tan finita y suave que tienen.

Para eso, elige los tejidos adecuados y lávalos con cuidado. Utiliza siempre productos que sean respetuosos con tu recién nacido.

Te gustaría cuidarlo lo mejor posible, ¿a que sí? Pues vamos a ver cómo hacerlo.

babyboton

Qué prendas debería utilizar un recién nacido

Si aún no sabes qué tipo de blusas y pijamas ponerle a tu bebé, pásate por nuestro artículo.

Ahí te contamos todo lo que deberías tener en cuenta para elegir las prendas adecuadas. Pero ahora vamos a centrarnos en los tipos de tejido más apropiados y en cómo cuidarlos. Porque no todo vale para vestir a un pequeñín. Como los materiales sintéticos.

“Cómo vestir a un recién nacido más allá de las modas”

No, por favor.

Estas telas no dejan transpirar la piel del niño y puede causarle molestias importantes porque no son adecuadas para él.

Las mejores telas que puedes elegir son las que están hechas con fibras naturales, como el algodón, el lino o la lana. Vamos, las de toda la vida.

Y si son materiales orgánicos, mejor que mejor.

¿No conoces estos materiales? Te dejamos por aquí nuestro artículo “Descubre qué son los para saber más. (Enlazar al post de tejidos

Ahora, vamos a hablar un poco de ellos para que tengas unas nociones básicas.

Características de los tejidos para bebés: naturales y orgánicos

Cada tipo de fibra es un mundo.
Aguantan distintas temperaturas de lavado y más o menos intensidad al frotarlos.

Pero como las que le convienen a nuestros hijos son las telas de hilos naturales, vamos a centrarnos en ellas. En el lino, el algodón y la lana principalmente.

Empezamos por el lino.

Este material tiene un bajo impacto medioambiental y, además, es suave y ligero para el verano. Por eso, es ideal para nuestros niños. Su piel puede transpirar y es un tejido absorbente. Eso permite mantener en un buen estado de hidratación la epidermis.

Y si pensamos en suavidad… ¿Qué nos dices del algodón? Sus fibras se llevan la palma.

Es un todoterreno que aguanta (casi) todo lo que le echen.

Duran mucho tiempo, resisten lavados a altas temperaturas (los necesitarás, ya verás) y se amoldan perfectamente al cuerpo de tu hijo.

Hay pocas cosas más agradables que achuchar a tu pequeño con un pijama de algodón. Y encima, es biodegradable, por lo que ayudamos en el cuidado del medio ambiente.

tejidos orgánicos y cómo cuidan nuestra piel”

Eso sí, busca algodón 100%. Es la mejor opción. Y sobre la lana, qué podemos decir…

Nos ha acompañado desde siempre. Con los patucos y jerséis de lana que nos hacían nuestras madres y abuelas.

Qué calentitos íbamos en otoño e invierno. Incluso, en las noches frescas de la primavera y el verano.

Es suave y respetuoso con la piel. Mantiene el calor y es ideal para salir del hospital si has dado a luz en los meses más frescos del año.

Ahora que sabes cuáles son las mejores opciones, vamos a centrarnos en cómo cuidar cada prenda.

Cuándo y cómo lavar la ropa

No es lo mismo la ropa del día a día que la que te pones en una ocasión especial. Pues lo mismo pasa con la de tu recién nacido.

Aunque hemos visto los materiales más recomendables para nuestros pequeños, tenemos que tener en cuenta que cada uno tiene una duración y unos cuidados distintos.

¿Lavar a mano o a máquina?
Y si utilizas la lavadora, ¿a qué temperatura puedes ponerla? ¿Y el centrifugado? Vamos paso a paso.

¿Lavado a mano o en la lavadora?

Todo lo que laves a mano sufre menos, eso está claro.
Es lo ideal con las prendas del bebé, aunque sabemos que no siempre es posible.

Pero si tienes la opción, recuerda elegir un detergente para pieles sensibles. Además, limpia su ropita en un agua distinta a la del resto de la familia.

Si es una prenda de lino, frota con suavidad y en agua fría. Es muy delicado y puede encoger o deteriorarse con facilidad.

Después, escurre la ropa suavemente y ponla a secar. Porque no le gustan las altas temperaturas ni los centrifugados intensos. A mano, es mejor que no te pases apretando y la dejes secar a su aire aunque tarde un poco más.

La lana también requiere un cuidado especial. Es preferible que utilices agua fría y un detergente neutro.

Tampoco es recomendable un frotado o centrifugado intensivos. Más bien, haz un lavado suave.

Y ahora sí, llega el todo terreno de los lavados: el algodón. Aquí puedes lavar con agua calentita. Sobre todo, para colores claros. Porque en la lavadora, el algodón blanco aguanta hasta los 95 grados.

Con el algodón teñido de colores oscuros es preferible no ser muy enérgico. Porque pueden perder el color.

Y utiliza una temperatura inferior a los 60 grados.

Por último, te recomendamos que no utilices suavizantes en la colada. Sus perfumes y otras sustancias pueden ser irritantes.

Aunque ahora mismo te parezca mucha información, no te agobies. Con el tiempo tendrás claro cómo lavar la ropa de tu bebé y lo harás bien de forma natural. Ahora, prepárate para disfrutar de lo que te queda de embarazo y de esas primeras semanas de tu pequeño. ¿Ya lo tienes todo preparado para su llegada?

2022-01-03T11:59:55+02:0003 / 01 / 2022|