Ventajas de la lactancia materna para el bebé y la mamá

Ventajas de la lactancia materna para el bebé y la mamá

Beneficios de la lactancia materna: mucho más que una moda

Ahora que vas a tener a tu bebé, no paras de oír hablar de las ventajas de la lactancia materna. Pero, ¿es cierto que es la mejor leche para tu recién nacido? ¿O es una moda como otras tantas?

Aquí queremos contarte qué dice la ciencia y cuáles son las dificultades que te puedes encontrar si decides apostar por esta forma de criar a tu bebé.

Ventajas de la leche materna

La lactancia materna exclusiva aporta beneficios tanto al pequeño como a su mamá.

Y es que hace años que la OMS habla abiertamente sobre las propiedades de la leche materna.

Así que empezaremos contándote los beneficios de la leche materna para tu recién nacido.

Y si comenzamos por el momento del parto, nos encontramos con el primer alimento que tomará tu bebé en su vida. El calostro y sus propiedades le ayudarán a recuperarse del parto en sus primeras horas de vida.

Esta primera leche es rica en proteínas y defensas para el pequeño. Eso activa su sistema inmunológico, que tiene que ponerse a trabajar cuanto antes.

Además, mejora la absorción de bilirrubina, evitando que se ponga amarillo en sus primeros días.

La digestión es muy fácil porque es perfecta para su estómago pequeñito e inmaduro. Eso ayuda a prevenir gases, molestias digestivas y cólicos del lactante.

Pero, ¿sabías que su composición cambia con el paso de los días y las semanas?

El cuerpo es sabio y adapta la cantidad y los nutrientes de la leche a lo que el bebé necesita en cada momento de su vida.

Porque las necesidades de un pequeño de 2 días no son las mismas que las de un niño de 2 semanas, 2 meses o 2 años. Y eso la hace perfecta para todas las etapas de la primera infancia.

Y hablando de esos primeros meses de vida, una de las principales preocupaciones de los padres son las visitas al pediatra por los resfriados.

Y es que la lactancia natural previene muchas enfermedades respiratorias en el recién nacido.

Los pequeños alimentados de esta forma, necesitan visitar mucho menos al pediatra.

Los médicos han observado que no enferman tanto, tienen menos riesgo de obesidad en el futuro y se acostumbran con más facilidad a los sabores. Esto es gracias a que el sabor de la leche cambia en función de la alimentación de la madre.

Incluso, influye sobre la dentición, porque favorece el correcto desarrollo de la mandíbula y los dientes de leche.

¿Eso qué implica? Que reduce el riesgo de utilizar ortodoncia más adelante. Y por si todo esto fuera poco, resulta que también hay ventajas para la madre. ¿Quieres saber cuáles son? Te lo contamos.

Beneficios de la lactancia materna para la madre

Tu salud también ganará.

Tras el parto, dar el pecho ayuda a que tu útero vuelva a su tamaño inicial cuanto antes, reduciendo el riesgo de hemorragias.

También aumenta el vínculo con tu bebé reduciendo el riesgo de depresión postparto y de ingurgitación mamaria.

Además, recuperarás tu peso en menos tiempo.

Y si decides alargar la lactancia más allá del año, disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama o de ovario y osteoporosis.

Pero aún hay más. Porque tiene ventajas en el día a día de la familia.

Olvídate de levantarte a preparar un biberón a media noche o de tener que volver pronto a casa porque no tienes agua caliente, leche en polvo y todo lo demás.

La leche materna está siempre lista y calentita para cuando el pequeño la necesite.

Esto tiene sus ventajas, claro. Pero queremos mencionar un inconveniente: la conciliación familiar no está pensada para las mamás que dan el pecho. Es verdad que esto está cambiando y los 6 meses de permiso de maternidad ayudan.

Si necesitas más información sobre tus opciones para compaginar trabajo y familia, te recomendamos el post “La conciliación familiar, ¿es posible hoy en día?”. 

Cómo comenzar la lactancia con buen pie

Ya hemos hablado de los primeros días de lactancia, del calostro y sus propiedades.

Pero, a veces, las ventajas de la lactancia materna se ven lejanas. Sobre todo, cuando parece que no tienes leche para tu recién nacido o salen las temidas grietas en el pecho.

En estos casos, lo mejor es que consultes con una matrona o asesora de lactancia. Ellas comprobarán qué pasa y te dirán cómo solucionarlo. Es importante que te dejes ayudar.

¿Hasta cuándo es recomendable dar el pecho a tu bebé?

Las ventajas de la lactancia materna son indiscutibles en los primeros meses. Por eso, la OMS (Organización Mundial de la Salud) aconseja que sea exclusiva hasta los 6 meses. Es recomendable hasta el año y deseable hasta los 2 años o más.

Y es que los beneficios de la leche materna van más allá de la propia leche.

No solo es el mejor alimento para tu hijo, también es un momento de vínculo emocional contigo. Y esto favorece su desarrollo intelectual y psicológico en los primeros años.

Entonces, lactancia materna ¿hasta cuando?
Hasta que tu hijo y tú queráis.
Cada vez es más común ver a madres amamantando a niños grandes de 2, 3 o 4 años.

¿Y si no puedes dar el pecho?

¿Qué pasa cuando no tienes leche para tu bebé recién nacido o no puedes dar el pecho porenfermedades, fármacos o por una decisión personal?

Aunque la alimentación natural es la mejor que le puedes dar, a veces hay contraindicaciones de la lactancia materna.

Eso sí, quédate tranquila porque la mayoría de medicamentos son compatibles con dar el pecho.

Y si tienes dudas, consulta la página e-lactancia.org. Ahí encontrarás toda la información que necesitas antes de tomar un medicamento.

Decidas lo que decidas, serás la madre perfecta para tu hijo.

Si apuestas por la lactancia mixta o artificial y notas que le provoca cólicos o molestias, mira nuestro artículo “

Ya ves que son muchas las ventajas de la lactancia materna. Pero lo principal es que tanto el bebé como tú estéis cómodos y mantengáis el vínculo a vuestra manera. Y ahora, cuéntanos, ¿ya has decidido el tipo de alimentación que darás a tu pequeño?

2022-07-06T12:28:59+01:0006 / 07 / 2022|