Viajar con tu bebé en avión: manual imprescindible para padres aventureros

Viajar con tu bebé en avión: manual imprescindible para padres aventureros

babyboton

Antes de viajar con tu bebé las cosas eran distintas

Nunca te habías planteado que viajar con tu bebé en avión tuviera tantos requisitos.

Pero ahora que estás preparando tus vacaciones y sois uno más en la familia… te das cuenta de que todo ha cambiado.

Son tantas cosas las que tienes que tener en cuenta al hacer la maleta, que no sabes por dónde empezar.

¿Y si se te olvida algo?

Tranquila, vamos a hacer un repaso completo de todo lo que necesitas para volar en familia sin morir de estrés en el intento.

¡Arrancamos!

Empieza una nueva aventura en cada viaje

Asúmelo, las cosas han cambiado y cuanto antes te hagas a la idea, mejor.

Ya no vais a poder improvisar tanto como antes en cada país. Porque hay un pequeño con horarios y necesidades muy concretas.

Por eso, como dice el refrán, más vale prevenir que curar.
Así que es importante que arranques esta aventura con una mentalidad abierta.

La flexibilidad es fundamental. Especialmente en todo lo que tiene que ver con tu hijo.

Si partes con esa idea en tu cabeza, te frustrarás mucho menos y disfrutarás más del camino.

Y ahora que ya hemos mencionado el tema psicológico, vamos con lo que necesitas llevar para que todos tengáis un vuelo agradable.

De lo contrario, llegarás bastante estresada a tu destino.

Requisitos mínimos para volar con aerolíneas españolas

Tenemos que empezar diciendo que cada compañía aérea es un mundo.

Es verdad que hay una serie de recomendaciones y acuerdos internos según el gobierno. Pero a la hora de la verdad encontramos normas bastante distintas entre unas aerolíneas y otras.

Así que, vamos a hacer una recopilación de mínimos comunes. Vamos, lo que te servirá para todos los casos.

Y, por supuesto, si tienes alguna duda concreta, te recomendamos que consultes con tu compañía.

Qué necesitas para que tu hijo vuele cómodo

No es lo mismo volar dentro de España que ir a Japón. Como es lógico, la duración del vuelo influye mucho en lo que tienes que preparar. Además, los requisitos legales son distintos.

Por ejemplo, si tu destino está dentro de España es mejor que tu hijo tenga DNI. En teoría no es obligatorio, pero ya sabes lo que hemos comentado de las compañías…

Como mínimo, lleva preparado el libro de familia.
Eso sí, si vas a la zona comunitaria o zona Schenge, tienes que llevar su DNI. Y si sales del espacio comunitario europeo, hay que tirar de pasaporte.

A veces, con eso de que son tan pequeñitos, se nos pueden olvidar estos documentos. Pero no podemos dar por hecho que lo dejarán subir al avión. Por muy pequeño que sea, necesita ir documentado.

La ropa

Imagina que sales de aquí en verano y vas a un país con unas máximas de 10 grados.

O en la cabina tienen el aire acondicionado muy fuerte y hace frío. O lo tienen demasiado flojo y hace calor.

Para todos los casos, lo mejor es que lleves a tu niño o niña con varias capas de ropa, como si fuera una cebolla.

Así podrás poner y quitar lo que necesites en cada momento.

La comida

Los viajes por turismo o negocios son mucho más sencillos si das lactancia materna.

Es una de las ventajas de dar el pecho. Siempre está listo, estés de donde estés y sobre la marcha.

Si quieres conocer más beneficios, te recomendamos el artículo materna para el bebé y la mamá”. .

Si has decidido no dar el pecho y tienes que llevar biberón, recuerda que tienes que cumplir las normativas sobre transporte aéreo de líquidos.

Y si tu hijo tiene más de 6 meses y ya está con la alimentación complementaria, el método baby led weaning te dará más de una alegría al hacer turismo.

¿Quieres saber más? Aquí tienes nuestro post “Qué es el baby led weaning y por qué está tan de moda”.

Mantenlo entretenido si no quieres que él sea la distracción para todos los pasajeros

Aunque parezca un tópico, lo mejor es hacer el viaje con ellos de noche.

Cuando están dormidos todo es mucho más relajante, no nos engañemos. Así que varias horas metidos en una cabina pueden ser más llevaderas si coinciden con la siesta de tu recién nacido.

Pero si no es posible o no se alinean los astros, recuerda llevar sus juguetes y objetos favoritos para que vaya entretenido durante el vuelo.

Lo agradeceréis todos en la cabina.

Pequeños detalles de gran importancia si vas a volar con tu bebé

Y por último, vamos a hablar de algunas cosas variadas pero fundamentales.

Para empezar, ten en cuenta que algunas compañías exigen una edad mínima de 3 semanas. Si es más grandecito pero no llega a los 2 años, tienes la posibilidad de que viaje en tu regazo o en su propio asiento. Pregúntalo. Los precios pueden variar mucho.

Por otra parte, es recomendable que consultes con tu pediatra si puede viajar. Sobre todo si ha tenido algún problema de salud en los últimos meses. Y claro, ten el calendario de vacunas al día.

¡Ah! Y un seguro de viaje siempre es buena idea.
En cuanto al despegue y el aterrizaje: le pueden doler los oídos.

Algo que les alivia mucho es estar succionando. Puede ser el pecho, un chupete o el biberón. Además, el aire de la cabina reseca mucho la garganta. Así que la hidratación frecuente le vendrá bien.

Por último, lleva un kit de emergencia. Incluye en él pañales, toallitas, un cambiador de viaje, un par de mudas de ropa y bolsitas perfumadas para guardar los pañales sucios.

¡Listo! Tienes todo lo necesario para viajar con tu bebé en avión. Ahora, cierra la maleta y guarda los billetes de embarque para alzar el vuelo y disfrutar de una nueva aventura. Porque, como ya hemos dicho, la forma de hacer turismo ha cambiado para siempre. ¿Lo tienes todo preparado? ¿Hay algo de esta lista que te haya sorprendido?

2022-03-29T14:22:37+01:0029 / 03 / 2022|