Cómo vestir a un recién nacido más allá de las modas

Cómo vestir a un recién nacido más allá de las modas

Cómo vestir a un recién nacido: lo más importante es su comodidad

Da igual si eres de estilo tradicional o moderno. Sea cual sea tu forma de vestir, puede que no tenga nada que ver con la ropa que elegirás para tu bebé. Porque cuando estamos embarazadas, todas empezamos a idear cómo vestir a nuestro recién nacido.

¡Qué ilusión!

Comprar sus primeros patucos (muy pronto podrá utilizar los Babybotón originales), la muda para salir del hospital o la de las ocasiones especiales.

baby boton

Reconozcámoslo, volvemos un poco a nuestra infancia y es como tener un muñequito de nuevo. Pero uno muy especial.

Todas recordamos el primer body o camisa que le compramos a nuestro pequeño durante el embarazo. Y cuando lo vemos en los cajones un tiempo después… ya le queda pequeño y lo miramos con ternura.

Así que, si estás en ese punto de elegir lo que va a llevar tu recién nacido, ¡enhorabuena! Es una de las etapas más bonitas e ilusionantes para una mujer.

Eso sí, ten en cuenta algo: va a ser tu pequeño o pequeña quien use todo eso que vas a elegir.

Escoge poniéndote en su lugar.

Porque cuando son tan chiquititos y no saben expresarse, necesitan que nosotras miremos por ellos en todo. Incluso, en su comodidad.

Por eso, vamos a ver algunas cosas importantes a la hora de decidir sobre el tipo de prendas que le pondrás a tu hijo en sus primeras semanas de vida.

Dan igual los colores y los estilos.

Siempre y cuando cumplan con unas recomendaciones básicas para el bienestar de tu peque.

¡Empezamos!

Primera puesta: la ropa para salir del hospital en brazos de mamá

Cuando se acerca el momento del nacimiento, muchos familiares y amigos quieren haceros algún regalo.

Si te preguntan y quieres que os regalen ropa, pásales este artículo para que puedan elegir jerséis y otras cositas adecuadas.

Y si eres más de comprar a tu estilo, puedes invitarles a leer el post “Regalos para bebés de . Ahí encontrarán muchas ideas chulas que os vendrán de fábula.

Si este es tu caso, veamos qué hay que tener en cuenta para elegir lo que le vas a poner al salir del hospital.

Como podrás imaginar, depende mucho de la época del año y de dónde vivas.
No es lo mismo el invierno en San Sebastián que el verano en Badajoz. Eso está claro.

Si lo vas a montar directamente en el coche, en pleno invierno, puedes ponerle un jersey abrigado, un gorrito y arroparlo con una mantita hasta llegar al coche.

Si es verano, cuida que no le dé el sol al salir.

Y sobre todo, no lo abrigues en exceso. El calor excesivo es peligroso para los bebés. De hecho, está relacionado con el riesgo de muerte súbita del lactante.

Eso sí, siempre, siempre, siempre, utiliza un vestuario cómodo. Que sea holgado, flexible y transpirable.

Además, lo ideal es que apuestes por tejidos naturales como la lana o el algodón. O alguna combinación de este tipo de materiales.

También, debes evitar todo aquello que suelte demasiada pelusa o pelos. Ahora sí, al coche y… para casa.

6 meses: los más útiles para ellos y sus papás”

 

¡Ya estamos en casa! Y ahora, ¿qué?
Con la llegada a casa, a muchas madres les surgen un millón de dudas sobre cualquier cosa.

Si eres primeriza todo es nuevo para ti, igual que para tu recién nacido. Así que, en primer lugar: tranquila, lo vas a hacer bien.

Ya verás que todo es cuestión de práctica.
Eso sí, sigue siendo importante cuidar algunos detalles en la vestimenta.

Por ejemplo, evita ponerle cadenitas, colgantes, lazos o cordones. Nuestras pequeñas lagartijillas se remueven demasiado y pueden enroscarse alrededor del cuello.

Evitemos estos peligros innecesarios.
Con lo que seguimos es con la recomendación de emplear materiales naturales, mejor si

son tejidos orgánicos.
Estos son respetuosos con el medio ambiente y con la delicada piel de tu bebé.

Los regalos de la familia y los amigos: organizando las prendas necesarias, sin pasarnos

Seamos realistas, no se van a poner todo lo que nos gustaría comprarles.
Porque ¡no les da tiempo! Crecen tan deprisa que es normal que algún pelele acabe en

el cajón con la etiqueta puesta… y quedándole pequeño.
Así que, cuando vayas a organizar la ropa al final del embarazo, compra con cabeza.

Y ten en cuenta que muchos familiares y amigos te regalarán o prestarán ropa nueva o de sus hijos.

Tenlo en cuenta si no quieres que se te caiga un lagrimón cuando veas todo lo que no llega a estrenar.

Eso sí, en lo que no deberías escatimar es en bodies y muselinas. Los ensucian en cuestión de minutos.

Pijamas para nuestros pequeños dormilones… y para los fiesteros nocturnos

Y llega la hora de descansar… para quien pueda.

Aunque, en realidad, da igual si tienes un dormilón diurno o nocturno. Necesitará un pijama igualmente. Es la prenda más cómoda para ellos.

Cuando no están en su cuna o hamaca, están acurrucados en los brazos de mamá. Y para eso, nada mejor que un pijama cómodo.

Los hay de mil diseños, formas y colores.

Aunque eso es una cuestión de gustos, sí deberías tener en cuenta que existen dos tipos de apertura para los pijamas de 1 pieza: delantera o trasera.

Los que tienen los corchetes detrás, en la zona del pañal, son ideales para los cambios rápidos de pipí o caca. Especialmente en invierno. Así no tendrás que quitarle todo el pijama para el momento del cambio del pañal.

Porque no queremos que pasen frío.

Pero es que tampoco les gusta mucho que les anden desnudando. Es un momento bastante estresante para ellos… y para nosotros.

Y para terminar, queremos recordarte que el tiempo pasa volando.
Pronto llegarán los conocidos más rezagados a preguntarte qué le pueden regalar por los 6 meses.

Así que, disfruta de esta etapa maravillosa. Y ahora que sabes cómo vestir a un recién nacido, dinos ¿cómo te gustaría vestir a tu bebé?

2021-11-26T13:58:51+02:0026 / 11 / 2021|